Para el diseño de los elementos estructurales, las fuerzas sísmicas se reducen, dividiéndolas por el coeficiente de capacidad de disipación de energía R. En este vídeo se muestra cómo hacerlo desde el espectro de respuesta o las combinaciones de carga.